Al ser la reina de Enchantae no tiene muchas ocupaciones, así que tiene que entretenerse con lo que tiene más a mano. Como su marido, el rey Mannis, tampoco le hace mucho caso, debe fijarse en otros hombres. Su apetito sexual es legendario y muchos caballeros de la corte guardan turno para ser su amante, pero esta vez el elegido ha sido Jator.

Ella no lo sabe, pero su comportamiento y su belleza le ha hecho ser el objetivo de Szardust, el mago de la corte, que siempre ha sido rechazado por ella y que la desea en secreto.

 

© Jordi Bayarri 2006